Ejercicios Espirituales de Cuaresma

DÍA TERCERO

Siguiendo con nuestra reflexión en estos días de ejercicios, luego de participar activamente en el rezo de las Vísperas, la oración que nos une a toda la Iglesia y que elevamos al Padre unidos a Cristo, nuestra Cabeza, pasamos a escuchar la reflexión del día de hoy, la cual estuvo a cargo del p. Fr. Jorge Frausto, y se tituló: “El misterio del Pecado”.

En su reflexión el padre Jorge nos decía: que el pecado ofende a Dios, sin embargo, no lo daña, pero si daña a quien comete el pecado”

Hay que tomar en cuenta que la raíz del pecado se encuentra en el corazón del hombre, ahí donde están los sentimientos más íntimos y profundos.

El p. Frausto mencionaba los tipos de pecado, es decir, el pecado mortal y el pecado venial.

El pecado mortal destruye la caridad en el corazón del hombre, aparta al hombre de su Dios. En cambio, el pecado venial, daña al hombre pero no destruye la caridad en él.

También mencionaba las tres cualidades que se requieren para que un pecado sea mortal:
1.- Que sea materia grave, es decir la desobediencia a los diez mandamientos de la Ley de Dios.
2.- Plena conciencia de lo que se hace.
3.- Pleno consentimiento.

El padre también tocó esa frase que se encuentra en la Sagrada Escritura: el que blasfeme contra el Espíritu Santo no será perdonado. A esto él explicaba, no hay perdón para quien no quiere el perdón, para quien rechaza la acción del Espíritu.

Nuestra jornada del día de hoy concluyó con la bendición de Dios de manos del padre Jorge. El padre, con su reflexión, nos hizo pensar y meditar sobre el pecado, a su vez nos preparó para el tema de mañana: la conversión, a la que estamos llamados todos y de manera especial en este tiempo de cuaresma.

Fr. Alonso Piñón, OFM

Escríbenos en:
stanthonysseminary@hotmail.com

Visítanos en:
stanthonysseminary.org

Comments are closed